Vue de l’exposition “Resistencia. Perú, 1970-1975”, Galerie SBC, 2021. Photo : Freddy Arciniegas

press to zoom

Vue de l’exposition “Resistencia. Perú, 1970-1975”, Galerie SBC, 2021. Photo : Freddy Arciniegas

press to zoom

Vue de l’exposition “Resistencia. Perú, 1970-1975”, Galerie SBC, 2021. Photo : Freddy Arciniegas

press to zoom

Vue de l’exposition “Resistencia. Perú, 1970-1975”, Galerie SBC, 2021. Photo : Freddy Arciniegas

press to zoom
1/4
Ferrand Zavala Title Neue Montreal.jpeg

ÉVÉNEMENTS

Encuentros con el artista

 

Carlos Ferrand Zavala y Zoë Tousignant estarán presentes en la galería para atender al público:

 

Sábado 11 de septiembre de 12 a 17.30 horas

Sábado 25 de septiembre de 12 a 17.30 horas * en el marco de las Jornadas de la Cultura

Sábado 16 de octubre de 12 a 17.30 horas

 

Le invitamos a asistir.

 

* Tenga en cuenta que la capacidad máxima de la galería está limitada a 8 personas.

 

Podcast

 

Carlos Ferrand Zavala y Zoë Tousignant ampliarán la conversación en torno a la exposición en nuestro segundo episodio de la serie de audio SBC. Este episodio se emitirá el viernes 24 de septiembre. Puede encontrarlo en nuestro sitio web y plataformas de medios sociales. 
 

 

Publicación

 

Carlos Ferrand Zavala ha realizado un libro de artista sobre Cimarrones, la primera película de ficción sobre la historia temprana de los afroperuanos, especialmente para esta exposición. El libro de 95 páginas se podrá consultar en la galería.

BIOGRAFÍA DEL ARTISTA

Carlos Ferrand Zavala nació en Perú. De Lima a Bruselas, pasando por París y Vermont, fueron años de vagabundeo, siempre por el camino del cine. En 1980 fue adoptado por Quebec. En sus más de cincuenta años como guionista y director, Carlos ha colaborado también como director de fotografía en numerosos documentales y películas de ficción. Entre las películas que ha dirigido se encuentran Cimarrones, Americano, 13, un ludodrama sobre Walter Benjamin y Jongué, carnet nomade. A lo largo de los años, la fotografía ha sido su fiel compañera secreta. Vive en Montreal con su familia.

BIOGRAFÍA DE LA CURADORA

Zoë Tousignant es historiadora y curadora de fotografía residente en Montreal. Entre sus proyectos de curaduría se encuentran las exposiciones Serge Clément: Archipiélago (Occurrence, 2018), Marisa Portolese: Belle de Jour III (Galerie FOFA, 2016) y Campeau, Carrière, Clément: Acumulaciones (Galerie Simon Blais, 2015). Trabajó como curadora adjunta de fotografía para el Museo McCord, produciendo la exposición y el libro Gabor Szilasi: The Art World in Montreal, 1960-1980 (2017; 2019). También ha trabajado como curadora en Artexte, donde realizó la exposición Canadian Photographic Magazines, 1970-1990 (2016). Sus ensayos se han publicado en numerosos catálogos, monografías y en revistas como Ciel variable, Border Crossings y Canadian Art.

SOBRE LA EXPOSICIÓN

Esta exposición reúne por primera vez fotografías y películas creadas por Carlos Ferrand hace unos cincuenta años. Ferrand nació en 1946 en Lima, Perú, y a los treinta y tres años emigró a Quebec, donde ha pasado los últimos cuarenta años construyendo una carrera como cineasta. Todas las obras presentadas en esta exposición fueron realizadas en Perú a principios de la década de 1970, durante el breve período en que Ferrand trabajó como cineasta para el gobierno militar socialista del general Juan Velasco Alvarado. Si bien algunos cortos fueron hechos para promover la reforma agraria del gobierno, otros fueron proyectos personales creados con el deseo de ser testigo de las realidades cotidianas de los pueblos afrodescendientes y originarios del Perú. Estas fotografías y películas representan la respuesta crítica inicial del joven cineasta al racismo profundamente arraigado y a las desigualdades sociales de su país. Fueron realizadas en un momento en que se apelaba a la promesa de justicia social, en Perú y en otras partes del mundo, como motor del discurso político.

 

Al regresar a Perú en 1970 después de estudiar cine en el Institut National d'Études Cinématographiques en Bruselas, Bélgica, Ferrand consiguió un trabajo en la Reforma Agraria y más tarde en el Sistema Nacional de Apoyo a la Movilización Social (SINAMOS), organizaciones financiadas por el estado cuyo propósito era concientizar e incentivar el apoyo popular a la reforma agraria, un programa de gobierno que implicaba la transferencia de las vastas extensiones de tierra en manos de unos pocos terratenientes a la masa de trabajadores agrícolas; se trataba de desmantelar el sistema feudal que había permanecido en lugar desde la época colonial. En 1970, Ferrand filmó un primer cortometraje documental sobre un grupo de trabajadores agrícolas empobrecidos en la hacienda Casa Grande, un dominio del tamaño de Suiza que había sido propiedad de la familia Rockefeller. Y el 28 de abril de 1971 realizó una serie de fotografías de la invasión de tierras de lo que se convertiría en Villa El Salvador, un modelo de organización de autogobierno y justicia social. Las imágenes resultantes, presentadas aquí en la serie Villa El Salvador, capturan esta histórica expropiación en escenas que celebran la ingeniosidad popular.

 

Ese mismo año, sintiendo la aguda contradicción entre su nuevo trabajo y su propio entorno privilegiado (su familia era una de las más adineradas del Perú), Ferrand dejó su hogar para vivir en un barrio pobre de Chorrillos, en la costa de Lima. Durante dos años, compartió una casa con los Rojas, una familia originaria de ascendencia quechua, con quienes se hizo cercano y a quienes ocasionalmente fotografiaba mientras realizaban sus faenas cotidianas. Una selección de este grupo de imágenes, titulado La familia Rojas, fue convertida en un fotolibro por su amigo el poeta Pablo Vitali, quien yuxtapuso las fotografías de Ferrand con recortes de los principales periódicos y revistas de Lima. El libro Occidental y cristiano, que pretende ser una crítica mordaz de la ignorancia de las clases dominantes sobre las duras condiciones de vida de los pobres, se basa en el absurdo contraste entre la sencillez de las circunstancias de los Rojas y la superficialidad del estilo de vida burgués.

 

El trabajo de Ferrand para SINAMOS y la Reforma Agraria le dio al cineasta la oportunidad de viajar por todo el país y experimentar de primera mano la diversidad de sus pueblos e historias culturales. Muchas de las películas que produjo durante este período, cuatro de las cuales están incluidas en la exposición, reflejan este despertar a la riqueza y complejidad de las culturas indígenas, una postura que llevaría consigo a lo largo de su carrera. Como documentos visuales, estas películas fueron, a principios de la década de 1970, innovadoras por su simple descripción de la vida de los afrodescendientes y originarios peruanos y por considerarlos como sujetos dignos de representación. Cimarrones, que Ferrand rodó en 1975 y completó en 1982 en Montreal gracias al apoyo del National Film Board of Canada, fue y sigue siendo la única película de ficción dedicada a la historia de los afroperuanos. El corto, que se basó en una investigación de archivo primaria y fue escrita con el poeta Enrique Verástegui, es una suerte de western en la que los africanos esclavizados son liberados de sus opresores por una banda de cimarrones, rebeldes escapados de las haciendas para vivir en libertad.

 

Durante casi cincuenta años, estas fotografías y películas fueron ignoradas. Varios factores explican este fenómeno: por un lado, el derrocamiento del gobierno de Velasco vino con el repudio generalizado de todo lo que estaba remotamente asociado con la revolución. El exilio de Ferrand a Quebec también puede haber contribuido a su negligencia, pero para él, se explica principalmente por la persistencia del pensamiento racista, tanto en Perú como en general. En 2011, el interés por los primeros trabajos de Ferrand se reavivó con la inclusión del libro Occidental y cristiano en la antología “El fotolibro Latinoamericano”, editado por el historiador de la fotografía español Horacio Fernández. Como resultado, en 2018, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, en Madrid, adquirió la serie de Ferrand La familia Rojas y Villa El Salvador (esta última se encuentra actualmente en exhibición en la colección permanente del museo). También ha resurgido el interés por las películas, y en particular por Cimarrones, que se ha exhibido en varias ocasiones recientes, incluso en junio de 2020 como parte del Mes de la Cultura Afroperuana en El Lugar de la Memoria, la Tolerancia y la Inclusión Social (LUM), en Lima, y ​​en enero de 2021 a través del canal web Chaska Films, con sede en Montreal.

 

Esta exposición participa en la revaloración y reinterpretación de estas obras, pero también busca iniciar una conversación sobre lo que significa exhibir tales fotografías y películas hoy, y aquí. ¿Cuáles son las condiciones que han permitido que tales documentos permanezcan invisibles durante tanto tiempo y cómo su reconsideración contemporánea cambia su significado? ¿Cómo su presentación aquí altera la concepción de las historias de la fotografía y el cine de Quebec, y cómo se relacionan con la historia de la representación de los afrodescendientes y originarios en Quebec? Estas preguntas, como las obras de Ferrand, ofrecen una invitación a continuar la discusión.

Zoë Tousignant, curadora